¡Sigueme!

lunes, 10 de octubre de 2011

Life In A Corner

Dejando que me pisen, que me hagan daño, sufrir por lo insignificante, demasiado sentimental, demasiado egocéntrico, creo que es eso lo que me hizo pasarlo tan mal, desviarme de mi camino y sentirme como si no existiese, como si fuese invisible para todos, pero, ya estoy harto de ser ese, el que tiene miedo de todo, ese, el que no tiene valor, ahora se lo que quiero y se lo que debo, ahora, soy lo que realmente soy, y podré empezar a disfrutar realmente de mi vida, por fin, he dejado de ser aquel que estaba perdido en una esquina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario